Beneficios de una copa de vino

Beneficios de una copa de vino

Seguramente has visto en las películas esas escenas tan románticas a la luz de las velas degustando una copa de vino y, seguramente, sientas esa envidia sana ya que es una costumbre de lo más relajante y muy “cool” como se dice ahora.

Si, además, la decoración de tu hogar acompaña, estas a gusto y te sientes relajad@, una copa de vino junto a una buena conversación es una excelente terapia para alejarte de la rutina y reencontrarte con tu pareja, tus amigos o algún familiar.

Pero, además de ser una costumbre muy “cool”, los beneficios de una copa de vino son muy a tener en cuenta para nuestra salud. ¿Qué os parece si repasamos juntos algunas de las razones por las que se aconseja debido a sus beneficios una copa de vino al día?.

Antes de comenzar con los beneficios de una copa de vino es importante señalar que la parte de la frase “Una copa de vino” es la más importante, pues, la cantidad recomendable de vino es una copa al día. Además, aunque hemos empezado hablando sobre escenas idílicas de película, lo ideal es que la copa de vino sea en la comida.

Uno de los beneficios más interesantes es que una copa de vino al día contrarresta los efectos negativos del tabaco, así que, para los fumadores, una copa de vino puede ser un gran aliado.

Tomar de forma regular vino tinto es un buen remedio preventivo para aquellas personas que tienen facilidad para sufrir cálculos en el riñón. Además, el vino tiene propiedades calmantes en dolores por hemorroides.

Cuida de nuestra piel, mejora las varices y nos ayuda con la digestión facilitando su proceso.

Además de los beneficios del vino para nuestra salud, también queremos hablar de cómo cada vez es más frecuente en nuestros hogares encontrar decoraciones basadas en el mundo del vino.

Vitrinas donde exponer los mejores vinos de cada casa, copas preciosas con las iniciales de los inquilinos de la casa, botelleros DIY que quitan el hipo y un sinfín de detalles que, en definitiva, dan personalidad a nuestro hogar, a la par de que cuidamos de nuestra salud, nos damos un ratito de degustación de un buen vino y, si es posible, buscamos esto como excusa para poder ver a ese amigo o amiga con quién tanto tiempo llevábamos sin coincidir.

Pero recordar, una copa y no más y mucho menos si después hay que conducir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *