cuidar y lavar las toallas

Cómo cuidar y lavar las toallas para que sigan como nuevas

Hay pocos placeres en la vida como el de salir de la ducha y secarse con un toalla nueva, esponjosa, absorbente y suave. Sin embargo, a medida que vamos usando y lavando las toallas estas van perdiendo sus principales atractivos pues se vuelven más ásperas y no absorben el agua igual que antes. En El Tintorer vamos a enseñarte qué hacer para lavar las toallas y que  sigan como nuevas después de usarlas durante un tiempo.

Si cuidas correctamente la ropa de baño podrás disfrutar durante muchos años de prendas resistentes. Sigue los consejos que te ofrecemos a continuación y verás qué fácil es lavar los paños en casa.

Tipos de productos aptos para lavar las toallas

  • Detergente convencional. Para lavar las toallas es recomendable utilizar el mismo detergente que usas para lavar tu ropa normal; sin embargo, es importante que utilices la mitad de la medida estándar, ya que el exceso de detergente es una de las principales razones por las que las toallas se destiñen.
  • Detergente suave. Cuando vayas a lavar las toallas delicadas, hazlo por separado y con un detergente de acción suave. Al igual que con el resto de toallas, utiliza solo la mitad de la medida estándar para conservar mejor su tejido.
  • Vinagre. Para minimizar la decoloración del tejido de las toallas puedes echar junto con el detergente una taza de vinagre blanco. Este producto impide la pérdida de color de los tejidos y te ayudará a conservar tus toallas por mucho más tiempo. El vinagre también es de gran ayuda para desinfectar, así que úsalo cada dos lavadas y mantendrás tu ropa de baño alejada de bacterias.
  • Lejía sin cloro. La lejía es un excelente producto para desinfectar y deja tus toallas como nuevas. Si te inclinas por este producto es importante que sea sin cloro para evitar que tus toallas se decoloren. Puedes verter una taza directamente sobre las toallas cinco minutos después de haber empezado el lavado.como cuidar y lavar las toallas

Antes de pasar al siguiente apartado, conviene tener en cuenta que hay que evitar el suavizante. Muchas personas creen que una forma de cuidar y lavar las toallas para que sigan como nuevas es usando este químico durante el ciclo de lavado, pero lo cierto es que es mejor prescindir de él o usarlo muy de vez en cuando.

Cómo cuidar y lavar las toallas, ¡con éxito!

Para que tu ropa de baño se mantenga como nueva hay una serie de consejos y cuidados que debes tener en cuenta, ¡en El Tintorer te los contamos todos!

  • La temperatura: es un factor muy importante que debes en cuenta a la hora de lavar las toallas de tu casa. Ya sean blancas o de color pastel, debes lavarlas con agua muy caliente para mantener su color. Las toallas de colores vivos por su parte deben lavarse con agua tibia y las delicadas con fría para evitar que se encojan.
  • Lava por separado: en vista de que el color y el material de las toallas influyen en el tipo de lavado que se debe emplear, lo recomendable es que separes las toallas. Asimismo, no es recomendable lavar las toallas con ningún otro tipo de tela o ropa ya que suelen soltar muchas pelusas y pueden dañar tus otras prendas.
  • Secar las toallas estiradas: al sacar las toallas de la lavadora, sacúdelas y estíralas para que puedan conservar sus tejidos firmes y se mantengan esponjosas. Luego, si vas a secarlas en un tendedero, cuelga la toalla al aire donde no le pegue el sol y lejos de cualquier lugar donde pueda agarrar mal olor o humedad. Si vas a usar una secadora, elige un ciclo de calor alto, a menos que las toallas sean delicadas o de lino. De ser así, elige el ciclo de secado frío y antes de encender la secadora, recuerda eliminar las pelusas del filtro.

Cada cuánto hay que lavar las toallas

Para cuidar y lavar las toallas, ya sean toallas de manos o toallas de cuerpo entero, lo correcto es lavarlas una vez por semana porque el tejido de las toallas y su constante humedad facilita la proliferación de bacterias y microbios en las mismas, por lo tanto, lo mejor es lavarlas y evitar que suceda esto.

El tipo de toalla infiere en la periodicidad del lavado, por ejemplo, las toallas de adorno o toallas para manos quizá no deban lavarse con tanta frecuencia como una toalla normal o un albornoz de baño.

En cualquier caso, bajo ningún concepto hay que esperar a que las toallas comiencen a oler mal o a humedad, esto solo sería indicativo de que la toalla está llena de gérmenes. Por lo tanto, ¡lava tus toallas una vez a la semana siguiendo estos consejos y siempre lucirán impecables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>