comprar una trona

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una trona?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una trona?

Si tu bebé acaba de cumplir los seis meses, seguramente te estés planteando comprar una trona y eso se debe a que ya ha llegado el momento de hacerlo.

Si todo esto de las tronas te pilla de nuevas, aquí encontrarás todos los trucos y consejos para comprar una trona perfecta para tu bebé.

Debes saber que existen diversos tipos de tronas y en este post te traemos un listado que recoge las ventajas y desventajas de cada uno de ellos, para que seas tú mismo quien saque sus propias conclusiones.

Encuentra la trona de bebé que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu bebé.

¿Qué es una trona?

La trona es una silla elevada que dispone de una bandeja para poder alimentar a tu bebé cuando haya llegado el momento de introducir otro tipo de alimentos como purés, papillas o alimentos sólidos.

Dicho de manera simplificada, la trona no es más que una silla para comer de bebés.

comprar una trona

Las tronas para bebés deben llevar siempre unos elementos de seguridad que protejan a tu bebé de caídas u otros posibles daños. Para ello debemos asegurarnos de comprar una trona que cumpla con todas las medidas de seguridad que recoge la normativa.

En primer lugar, debemos asegurarnos que la trona tiene un cinturón de seguridad,de la misma forma que los carritos de bebé, para evitar que se salga y caiga al suelo.

Este cinturón deberá ser de tipo arnés si tu bebé ya es capaz de ponerse de pie por sí solo.

Además para evitar que se escurra hacia abajo, debemos asegurarnos en el momento de comprar una trona de bebé que ésta disponga de una tira en la entrepierna.

En segundo lugar, debemos asegurarnos de que la trona quede bien abierta y sujeta, ya que como veremos a continuación, la trona puede ser plegable y siempre tiene que quedar en la posición correcta.

En caso de que lleve ruedas, nunca debe de llevar más de dos, para ratificar que quede sujeta al suelo y evitar así posibles desplazamientos debidos a los movimientos del bebé.

Por último, asegúrate de que tu bebé se mantiene alejado de las bacterias. En caso de que disponga de un cojín textil, asegúrate de que es extraíble y lavable.

Existen algunas mesitas de tronas con materiales antibacterias, pero si decides comprar una trona sin este material, será suficiente con mantener una buena higiene.

Este punto es muy importante ya que las tronas están en continuo contacto con la comida.

¿Cuando debes comprar una trona?

Aunque no hay un momento exacto, lo más frecuente es que los bebés empiecen a levantarse en torno a los seis meses aproximadamente, será este el momento en el que debes comprar una trona.

A esta edad disminuye también el número de horas de sueño y aumenta la curiosidad por ver el mundo que les rodea.

Sin duda, si hay un momento en el que seguro es necesario comprar una trona es cuando tu bebé es capaz de sentarse por sí solo.

Si ha llegado ese momento, tu bebé está capacitado  de mantenerse en esa posición sin problemas, pudiendo dedicar sus esfuerzos a jugar, comer nuevas cosas u observar desde una nueva perspectiva.

Cuando el bebé ya tenga su trona podrá incluirse en la mesa con el resto de la familia, sintiéndose así integrado en este momento del día.

Por ese motivo, la trona es alta, para que el bebé pueda estar a la misma altura que el resto de integrantes de la familia. Esta nueva posición va a favorecer la ingesta de nuevos alimentos más sólidos.

comprar una trona

Tipos de tronas

Ahora que ya sabes las consideraciones a tener en cuenta antes de comprar una trona, a continuación podrás ver un listado con los diferentes tipos, para que seas tú mismo quien decida cuál es la mejor trona de bebé.

Trona Fija

Si estás buscando tronas de bebes baratas sin duda esta es la tuya. Este es el tipo de trona más básico que puedes encontrar. Tiene una estructura rígida y suele ser de plástico, aunque a veces también las encontramos en tela, por lo que son las más fáciles de limpiar.

Como inconveniente nos encontramos que cuando tu bebé crezca no podrá seguir usándola ya que se le quedará pequeña y tendrás que comprar una trona nueva, pero puede ser útil para un primer acercamiento.

Otro punto negativo es la comodidad ya que de cara al bebé, no es el tipo de trona más cómodo que existe.

Trona Plegable

La trona plegable es ideal para aquellas familias que disponen de poco espacio en casa. Este tipo de tronas pueden doblarse, de forma que cuando no la uses puedes guardarla para ahorrar espacio.

Está indicada para utilizarse en niños de hasta tres años de edad y habitualmente disponen de ruedas.

Como punto negativa podemos señalar que el precio de este tipo de tronas es más elevado que el precio de las tronas fijas, pero no tendrás que comprar una trona nueva cada vez que el niño crezca. Una vez que tus hijos superen los 3 años o los 15 kilos de peso, tendrás que buscar otra opción donde puedan comer.

Trona Evolutiva

¿Quieres comprar una trona que acompañe a tu bebé durante su crecimiento? La trona evolutiva es la tuya. Este tipo de tronas pueden modificar su forma para adaptarse al crecimiento del bebé: puedes subir el respaldo, el asiento y las patas.

Además, cuando tu hijo ya no necesite trona, puedes utilizarlo como una silla alta.

Las tronas evolutivas pueden ser tronas de madera o de aluminio. Ya de por sí son más caras que las anteriores, pero su precio va a depender del material y la adaptabilidad que desees.

comprar una trona

Trona Convertible

Quizás el modelo que más dura en el tiempo porque una vez termina de ser útil como trona, se convierte en silla o escritorio para los niños de hasta seis años de edad. Si estás pensando en comprar una trona convertible debes saber que es la más estable por su peso, lo que también es un punto negativo ya que es difícil moverla.

Como punto negativo, además de su estructura, podemos destacar que puede resultar incómoda para los niños, ya que en muchas ocasiones está hecha de madera y puede resultar dura, además de ser muy voluptuosa.

Trona Portátil

Este tipo de trona te saca de más de un apuro. La trona portátil también es conocida como trona de viaje, ya que puedes llevártela a cualquier sitio sin que ocupe espacio. Es muy frecuente utilizar estas tronas para ir a restaurantes ya que se amoldan fácilmente a una silla normal.

Si quieres comprar una trona portátil debes saber que son muy baratas, pero no son para nada recomendables para utilizar en el día a día, ya que no es la mejor opción para tu bebé: no son cómodas y no son del todo seguras.

Esperamos que hayan sido útiles nuestros consejos sobre qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una trona. ¿Te has quedado con alguna duda? No te preocupes, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *