DESCUBRE POR QUÉ RONCAMOS Y CÓMO EVITARLO

Descubre por qué roncamos y cómo evitarlo

Cuando hablamos de roncar, estamos hablando de los sonidos, más o menos molestos, que emitimos durante el período de descanso. Roncar es más habitual de lo que podemos pensar inicialmente: de forma ocasional se da en la mitad de la población, mientras que el ronquido habitual se da en un 25% de la población, y todos ellos se hacen la misma pregunta: ¿Por qué roncamos?

Causas

La razón de nuestros ronquidos está clara. El ronquido es un mecanismo completamente fisiológico que se debe, básicamente, a una obstrucción de la vía aérea. Esta obstrucción hace que el aire tenga que pasar por un sitio más estrecho provocando una vibración del paladar blando y de la úvula (comúnmente llamada campanilla). Si a eso le añadimos que normalmente el ronquido suele darse en una postura que comprende dormir con la boca abierta, al irse secando la mucosa el interior de la boca la vibración se va haciendo más sonora, aumentando el volumen del ronquido.

DESCUBRE POR QUÉ RONCAMOS Y CÓMO EVITARLO
La causa de esta obstrucción no siempre tiene por qué ser patológica, al revés, es muy común que el hecho de roncar esté asociado a la postura que adoptamos para dormir. La postura del ronquido por excelencia es boca arriba, ya que la lengua y la mandíbula descienden al relajarse y se estrecha el canal por donde pasa el aire.
Aparte de la postura, hay otros factores que estrechan las vías respiratorias y explican por qué roncamos. Los principales son el sobrepeso, la congestión nasal al pasar por procesos respiratorios y los pólipos nasales. Otros factores son la desviación del tabique nasal, el embarazo sobre todo en fases avanzadas de la gestación, y la menopausia.

Remedios caseros para dejar de roncar

Para dejar de roncar la medicina tiene procedimientos más o menos invasivos, pero poco se habla de los remedios caseros para dejar de roncar. Una forma eficaz de evitar los ronquidos es dormir con una postura orientada a ello. Como hemos explicado anteriormente, dormir boca arriba aumenta considerablemente el riesgo de roncar, por lo que dormir de lado en lo que comúnmente llamamos posición fetal, disminuirá las probabilidades de emitir ronquidos.

También hablamos anteriormente de cómo se relacionaban la congestión nasal con los ronquidos, por lo que otra buena opción es usar un expectorante natural, como pueden ser los aceites esenciales de menta y eucalipto, las gárgaras con infusiones acompañadas de miel, o dejar una cebolla cortada por la mitad cerca del cabecero de la cama.

También evitar el tabaco y el alcohol ayudará a reducir los ronquidos, pues el tabaco reseca la mucosa aumentando la vibración y el alcohol relaja excesivamente nuestro cuerpo, estrechando el canal por donde pasa el aire.
No hay que olvidar que mantener unos hábitos de vida saludables puede ayudarnos con este problema. Un dieta saludable evitar el sobrepeso, quitando así un factor de riesgo importante.

Falsos mitos sobre los ronquidos

Estas son algunas de los falsos mitos sobre por qué roncamos que han ido perdurando en la creencia popular:

  1. Las mujeres no roncan: Las mujeres pueden roncar en igual medida e intensidad que los hombres. Es cierto que a partir de los 50 años el porcentaje de mujeres que ronca es menor, pero la distancia se está reduciendo ya que cada vez son más las mujeres que consumen tabaco y alcohol.

 

  1. Se ronca por tener obesidad: Como hemos relatado, el sobrepeso aumenta el riesgo, pero las personas delgadas también pueden roncar ya que hay muchos más factores que influyen.

DESCUBRE POR QUÉ RONCAMOS Y CÓMO EVITARLO

 

  1. Dormir cerca de mascota provoca que ronquemos: Esto sólo ocurre si hay algún tipo de alergia al animal, pero ocurriría con cualquier tipo de alergia, no es algo exclusivo de los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>