DIY para transferir imágenes a madera

DIY para transferir imágenes a madera

Estamos en verano, época del año característica por proporcionarnos laaaargos días en los que podemos desplegar todo nuestro ingenio y creatividad e invertir gran parte de este tiempo en aquello que más nos gusta y que no podemos hacer a lo largo del año.

Como sabéis, en El Tintorer lo que más nos gusta es la decoración de nuestro hogar y no hay mejor forma de impregnar el ambiente de nuestra casa con nuestro propio estilo que haciendo los motivos decorativos con nuestras propias manos.

Por eso, hoy os traemos un DIY que os va a encantar y que le va a dar a vuestra casa ese toque tan personal de cada uno y es que, con este DIY, da igual si tienes un estilo clásico, moderno, chic, minimalista o rústico, es apto para todos los públicos y, sobre todo, para todos los gustos.

Vaaaale, vaaaale, no le damos más vueltas, con el DIY que hemos preparado hoy para vosotros conseguiréis transferir vuestras imágenes favoritas a la madera.

Ahora está muy de moda los elementos decorativos a base de madera, sobre todo, desde el boom de la reutilización de pallets para construir casi cualquier cosa para nuestro hogar, por eso, transferir imágenes o ilustraciones a madera es algo que aúna de una forma muy sencilla lo decorativo de la madera y lo especial de tus propias imágenes.

Para poder llevar a cabo este DIY para transferir imágenes a la madera sólo necesitarás tres cosas fundamentales, un trozo de madera, mínimo, del tamaño de la imagen que quieres transferir, liquido de transferencia o Art Medium y, por supuesto, la imagen en cuestión que quieras transferir. Es importantísimo dos cosas, por un lado, la imagen debe estar impresa en papel con impresora láser y, por otro lado, antes de imprimirla, a través de cualquier programa de edición como Photoshop, tienes que girar la imagen como si un espejo se tratara para que, una vez transferida a la madera, esta quede de forma correcta.

Ahora… ¡manos a la obra!

Lo primero que haremos será repartir de forma homogénea sobre la superficie de la madera una buena capa del líquido de transferir Art Medium, de la misma forma, también lo haremos sobre la imagen por la parte impresa y, seguidamente, la pegaremos sobre la tabla y lo dejaremos secar, mínimo 8 horas, aunque cuanto más tiempo lo dejemos, mejor será la transferencia.

Pasado el tiempo de secado, con una esponja bien mojada, iremos humedeciendo el papel hasta que este empiece a trasparentar, momento en el que comenzaremos a retirar el papel con cuidado de no llevarnos también la imagen, si fuese necesario, es recomendable hacer este proceso en varias veces dejando un tiempo intermedio de secado en cada ocasión.

¡Ya tenemos nuestra imagen transferida a la madera!

Si quieres darle un toque brillante a tu resultado, además de protegerlo, aplícale una fina capa de barniz sin color ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *