Remedio natural para que la ola de calor no te quite el sueño

Con la ola de calor que estamos atravesando estos días en toda España y las que nos quedan por vivir a lo largo del verano, una de las quejas más grandes entre la población, sobre todo la población que no tiene aire acondicionado en su hogar, es lo complicado que resulta dormir durante la ola de calor pero, no solo es una cuestión de poder coger el sueño, también es que cuando una vez hayas logrado dormirte, la cantidad de veces que nos despertamos durante la noche debido a estas temperaturas extremas.

Hoy en El Tintorer, siempre preocupados por el descanso de nuestros lectores, queremos daros un remedio natural para que consigáis dormir sin mucho esfuerzo y, lo más importante de todo, de un tirón.

Todos conocemos un sinfín de fármacos o medicinas para dormir pero, en muchos casos, estas medicinas, además de los residuos que pueden dejar en nuestro organismo como cualquier medicina, pueden llegar a crear algún tipo de dependencia en aquellos que las consumen y que pasen de ser una ayuda puntual para dormir al pan de cada día.

Por eso, vamos a proponer un remedio natural con unos ingredientes asequibles y accesibles a cualquier persona: aceite de coco, sal marina y miel pura.

Y tú pensarás, ¿por qué estos ingredientes y no otros? Pues porque cada uno de estos ingredientes interfiere de alguna forma en nuestro sueño, te lo contamos a continuación.

Nuestro cuerpo, por ejemplo, se aprovecha de la grasa del aceite de coco para hacer que los niveles de azúcar de nuestro cuerpo no disminuyan motivo por el que nuestro sueño no es constante y, a su vez, aumenta la fabricación natural de melatonina de nuestro cuerpo, la hormona del sueño.

Conciliar el sueño cuando uno se siente estresado o tiene una gran carga de adrenalina es casi imposible, pues bien, durante el sueño puede ocurrir que nuestro hígado se quede sin suficiente glucógeno hepático y que nuestro cuerpo comience a estresarse, algo que nos acaba por despertar, para evitar esto, la miel nos proporciona ese glucógeno extra necesario para evitar que durante el sueño nos quedemos sin él.

Por su parte, la sal marina reduce los niveles de estrés de nuestro cuerpo lo que nos induce a un mejor sueño, además, aumenta los niveles de oxitocina, hormona que nos relaja.

Recuerda que deberás mezclar en un frasco una cucharada de aceite de coco, un cuarto de cucharada de miel pura y un octavo de cucharada de sal marina, tomar una cucharada de esta mezcla justo antes de dormir y no tomar nada más después.

Si lo pruebas, cuéntanos que tal te ha ido en nuestras redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *