¿Sabemos por qué hay que cambiar las sábanas cada semana?

Desde pequeños nos enseñan que hay que cambiar las sábanas de la cama de forma habitual pero… ¿sabemos por qué hay que cambiar las sábanas cada semana o lo hacemos por costumbre u obligación?.

Recientemente, un actor famoso de Hollywood hacía unas declaraciones que nos sorprendían bastante para el ‘The Huffington Post’, Matthew Perry, a quien conocimos en Friends, la famosa serie que nos enamoró durante 10 años, declaraba que ha llegado a tener las mismas sábanas puestas durante 3 meses seguidos.

Hoy queremos compartir con vosotros porque hay que cambiar las sábanas cada semana y cuáles son los beneficios de esto.

Cuando decimos que las sábanas deben de cambiarse cada semana estamos hablando de lo mínimo por higiene, por supuesto, siempre hay casos en los que las sábanas deben de cambiarse a diario, como es, por ejemplo, los casos de personas encamadas que pasan 24 horas al día en la cama y que sudan y arrugan las sábanas en un día, tanto o más que una persona sin problemas de movilidad en una noche que, además, comen encima de la cama y que pueden ensuciarse con más facilidad.

Al igual que pasa con las sábanas de los niños más pequeños que pueden recibir pequeños escapes de orina durante la noche y secarse antes de que despertemos al peque y podamos comprobar la humedad, de esta forma nos aseguramos que el pequeño duerme siempre sobre sábanas 100% limpitas.

El por qué más importante hay que cambiar las sábanas cada semana es sencillamente nuestra salud, ya que se acumulan ácaros que nos afectan negativamente a nuestro organismo.

Durante la noche, dejamos restos en las sábanas como sudor, saliva, células muertas de nuestra piel o cabello que quedan en las sábanas noche tras noche.

Cambiar las sábanas de forma regular nos hará sentirnos mucho más confortables, las sábanas tendrán un olor más agradable, las sentiremos más frescas y menos arrugadas y, tras un largo día de trabajo, al llegar a la cama nos encontraremos mucho más a gusto si las sábanas han sido cambiadas recientemente y esto nos ayudará a conciliar el sueño mucho mejor, así que otro de los por qué hay que cambiar las sábanas cada semana es como terapia contra el insomnio.

Además de cambiar las sábanas cada semana, al menos una vez, es importante cuando vamos a hacer la cama no tomar este momento con prisas y hacerlo correctamente sacudiendo cada día las sábanas fuerte para eliminar todos los ácaros o restos de la noche anterior para expulsar de la cama todo lo que nos afecta durante la noche y puede hacernos descansar peor o sentirnos peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *