¿Sabes qué es el house coaching?

¿Sabes qué es el house coaching?

En este mundo loco en el que vivimos actualmente hemos escuchado casi de todas las terapias que existen en el mundo para conseguir nuestro bienestar mental en esta vorágine a la que llamamos nuestro día a día.

Desde psicólogos, psiquiatras, terapeutas, pedagogos hasta los recién nombrados coach que buscan nuestro bienestar también en facetas como la laboral a través del refuerzo del carisma y el liderazgo, entre otros muchos.

Pero quedaba un huequecito en nuestro mundo aun sin explorar y explotar para alcanzar el bienestar pleno, nuestros hogares. Y, del concepto de crear hogares felices, nació la figura profesional que te orienta a encauzar tu hogar a este concepto, los house coaching.

Y es que es muy sencillo, si somos capaces de contratar a un decorador para que nuestro hogar parezca el más encantador del mundo sin perder la esencia de nuestro estilo personal, por qué no contratar a un profesional que se encargue, además, de que la decoración del hogar, la utilización de los espacios y el orden de estos nos lleve a tener un hogar que desprenda e incite a la felicidad máxima.

Los house coaching, además, no buscan hacer de tu casa la casa de ensueño que todos soñamos desde niños, sino que, aun teniendo una casa que no cumpla a priori con las expectativas que teníamos, consiga suplir todas las carencias, normalmente materiales, para hacer de nuestra casa el hogar feliz con el que nos sintamos tan a gusto o más que si fuera una casa de portada de revista.

Para ello, intentan orientar a sus clientes a que la decoración de su hogar incluya elementos que evocan momentos felices, por ejemplo, si de niños solíamos ir de vacaciones al campo y eso nos trae recuerdos muy felices, sería imprescindible que nuestra casa estuviera compuesta por motivos decorativos que nos traigan a la cabeza esos momentos de una forma subliminal, esto favorece positivamente nuestro grado de satisfacción con nuestro hogar, convirtiéndolo en un sitio mucho más confortable.

Además, suelen seguir la premisa de “menos es más” y es que para tener el hogar perfecto no necesitas gastar una suma ingente de dinero, de hecho, lo que se trata es de apartar todo lo que pueda crear un efecto negativo y, en ocasiones, adquirir algún tipo de elemento de decoración o mobiliario que nos suponga un esfuerzo económico y que lo único que buscamos en ese elemento es cumplir con nuestras expectativas ideales, puede acabar convirtiéndose en algo de lo que nos arrepintamos y que, por desgracia, tengamos que ver todos los días en nuestro hogar recordándonos el error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *