Trucos para no pasar frío en casa y gastar menos

Trucos para no pasar frío en casa y gastar menos

Como reza el eslogan de la famosa serie de televisión, Juego de Tronos, “Winter is coming” o, lo que es lo mismo, “El invierno se aproxima”. Y, ¿cuál es la palabra más repetida cuando en España llega el invierno?, exacto, frío.

Por eso, en El Tintorer, os queremos dar algunas ideas para que este invierno el frío no se cuele en nuestro hogar sin que con ello tengamos que pedir una segunda hipoteca para poder pagar las facturas de calefacción.

El cerebro del ser humano es uno de sus órganos más potentes, tanto es así que, en muchas ocasiones, nuestro cerebro puede engañar al resto de nuestro cuerpo y para que nos engañe en cuanto a la percepción de frío que sentimos no hay nada mejor que jugar con los colores en nuestro hogar. Aunque, a priori, pueda parecer una tontería, si toda aquella ropa de hogar que compramos para abrigarnos durante el invierno como, por ejemplo, una simple mantita para el sofá, las escogemos con colores cálidos como el rojo o el anaranjado, la sensación de calidez aumenta disminuyendo con ello nuestra sensación de frío y transformando nuestro hogar, por tanto, en un lugar agradable y con efecto abrigo.

Otro componente imprescindible en nuestro hogar para generar un ambiente cálido es, sin duda, cubrir nuestros suelos con alfombras y, siguiendo el consejo anterior en la medida de lo posible, que estas sean de tonos cálidos, olvídate de los azules por muy bonitos que sean.

Uno de los peores momentos del invierno es cuando tienes que irte a la cama, el solo hecho de pensar en ponerte el pijama y meterte en la cama ya te hace poner los pelos de punta. La mejor forma de tener una cama calentita es cambiando las sábanas por unas de franela o unas sábanas de coralina y cubrir estas con un edredón, a ser posible, de plumas.

Por otro lado, debemos potenciar los recursos con los que contamos y, como es inevitable tener que poner la calefacción, intentemos que esta esté al mínimo y hagamos que la sensación calorífica se expanda más y mejor, ¿cómo?, muy sencillo, usando un humificador o varios en los radiadores, con ello, a través de la humedad ambiental potenciaremos el efecto calor de la calefacción.

Por último, no olvides que la forma más rápida de enfriar nuestro cuerpo empieza por lo pies, por lo tanto, no olvides tenerlos siempre protegidos con calcetines, leotardos o calentadores, incluso, cuando dormimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *